El objetivo es evitar que el coronavirus (COVID-19) se propague a municipios en situación de riesgo al contar con vecinos de avanzada edad. Las más afectadas son pequeñas localidades de la Sierra Norte, sureste y suroeste, con especial incidencia en la Sierra del Guadarrama y los municipios de la carretera de los pantanos.

Para ello, el consejero de Vivienda del Gobierno regional, David Pérez ha pedido al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, que “ponga en marcha un dispositivo de vigilancia, sabiendo además que contará con toda la colaboración de la Comunidad de Madrid, por el bien de esos pequeños municipios que se ven desbordados e incapaces de hacer frente a la llegada de vecinos”.

Este fenómeno se produce en todos los ámbitos de la geografía regional, pero muy especialmente lo acusan los pequeños municipios de la Sierra Norte, sureste y suroeste de la Comunidad de Madrid, con especial incidencia sobre las localidades pertenecientes a la Sierra del Guadarrama y de la carretera de los pantanos.

“Numerosos alcaldes han transmitido a la Comunidad de Madrid su preocupación por esta situación, cuando todos los recursos municipales están concentrados en hacer cumplir las normas y proteger a sus vecinos”, ha explicado David Pérez.

Por ello, en coordinación con la autoridad sanitaria, la Consejería de Justicia, Interior y Victimas –a través de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid112-, se requiere a que la Delegación de Gobierno refuerce el dispositivo de seguridad y Protección Civil en aquellos municipios que han registrado mayor aumento de población las ultimas semanas.

El objetivo es doble: contener la propagación del coronavirus (COVID-19) y disponer de medios suficientes para actuar en caso de aumento del numero de afectados.

Publicado en Otras localidades